Detalle

A pesar de que la mamografía, el ultrasonido y la resonancia magnética nuclear son excelentes formas de tomar imágenes de las mamas, no logran visualizar el interior de los conductos lácteos mamarios. Para ello se ha creado la galactografía o también llamada ductografía como procedimiento de diagnóstico radiológico a través de la mamografía con la inyección de un medio de contraste.

Ver más en: Pabellón - Biopsia